viernes, 5 de julio de 2013

Como cortar las uñas a un perro

Es importante comenzar a cortar las uñas de tu perro a temprano edad, así se acostumbre a ser manipulado y después no es tan reacio a que se las corten. Por lo tanto, se aconseja a que las uñas del perro se les comience a cortar desde que tiene 2 meses, así él se acostumbrará a la idea.




Los perros que viven en apartamentos en general tienen que cortarse las uñas más a menudo que los perros que pasan la mayor parte del día en el patio. Eso es porque el cemento natural o las piedras lijan las uñas de los perros, mientras que los que viven a tiempo completo en un apartamento, el piso de cerámica no produce el efecto de lija y las unías crecen.
Si quieres cortar las uñas de tu perro y no quieres depender de la tienda de mascotas o el veterinario para hacerlo, vamos a darte unos consejos que necesitas para que las uñas de tu perro no sangren. Recuerda que si se corta una vena que está dentro de la uña, tu perro se sentirá mucho dolor y sangrará mucho. Por lo tanto, se necesita mucha precaución.
Cortar las uñas al perro es esencial, ya que evita que las uñas del perro se queda pegada en alfombras y moquetas, que puede causar atascos, sangrado e incluso que la uña se deforme y le impida caminar correctamente, causando dolor severo. Por otra parte, cuando la uña crece demasiado y comienzan a causar dolor, socava la posición del perro al caminar, lo que se convierte en un fuerte dolor y el mismo puede volverse malhumorado y comenzará a ladrar sin una aparente causa para ti en una primera instancia.
Manos a la obra!
En primer lugar, necesitarás:
- Alicate o cortaúñas de perro
- Una lija
- Polvo astringente (para detener el sangrado) o almidón de maíz
Es importante no exagerar con los cortes. Un pedazo del tamaño de un maíz es suficiente.
1. Disfrute de un momento en que tu perro está en calma y tranquilidad, después de una siesta, por ejemplo. Así será menos reactivo.
2. No luches con el mientras le cortas las uñas, ya que tiene que asociar esto con algo positivo.
3. Cuando él está tranquilo, dale aperitivos. Cada vez que se corta una uña o dos felicítalo con suaves caricias o dándole algo que le gusta de comer, pero sin excederte tampoco.
 4. Corte la punta de la uña, con cuidado de no llegar donde haya una vena. Las uñas traseras son más difíciles de cortar que las delanteras, con precaución sólo corta la punta.
 5. Si el perro tiene una uña escamosa, tome el papel de lija y comienza a lijar la uña.
 6. Si hay mucho sangrado, pon el polvo astringente o almidón de maíz en el lugar hasta que el sangrado se detenga.
 7. Cuando haya terminado, recompensa a tu perro con un montón de afecto y elogios.Lo leíste en Lagranmascota

0 comentarios:

Buscar este blog

 

Páginas vistas en total

Copyright © La gran mascota Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger